viernes, 4 de enero de 2008

Año nuevo

Segundo día de trabajo de este nuevo año. Estas pasadas vacaciones fueron de lo más inusuales, pero me agradaron bastante. Compartí tiempo con muchas personas, la mayoría de mi familia, con quienes confieso debería pasar más tiempo. No leí todo lo que esperaba, pero logré cumplir mi meta de libro por mes. Por cierto, acabo de comenzar a leer el último libro de Isabel Allende (La suma de los días) y temo que se le ha acabado "el con qué". No he terminado las primeras 100 páginas por lo que puede ser algo prematuro. Ojalá mejore al final.
Estos dos días han servido para saludar a los compañeros, ordenar un poco las cosas en la oficina, ver lo que ha quedado pendiente y revisar los 849 correos que habían en mi cuenta institucional. Por supuesto que la mayoría es basura, pero solo borrar todo eso quita tiempo.
Por cierto no tengo agenda. Si alguien lee esto y le sobra alguna, por favor dónemela porque me hace mucha falta. No importa que sea sencilla, pequeña o que tenga su nombre en letras doradas. No hay tinta que un poco de acetona no pueda eliminar.

1 comentario:

Joe dijo...

Wow a esos ojos le regalaria lo que fuera, entre esas cosas una agenda presidencial.
Solo dime a donde y con gusto te la hago llegar.