martes, 20 de noviembre de 2007

Meme...

Es la primera vez que sigo una cadena. Gracias Krisma por la invitación. Veamos como me va...

1. Coge el libro más cercano, ve a la página 18 y transcribe la línea 4:
"...considerado un eje ideológico en términos de izquierda-derecha por...", La Polarización Política en El Salvador.

2. Cuenta lo último que viste en la tele:
CSI, Miami.

3. Aparte del ruido del ordenador, que más se escucha en este momento: "El Elefante y la Paloma" de Pedro Guerra y los autos de la calle.

4. ¿Cuando te reíste por última vez?
Hace como tres minutos.

5. ¿Qué hay en las paredes donde te encuentras ahora mismo?
Tres pinturas en miniatura del pintor salvadoreño Mauricio Marroquín, una réplica de Narure Morte de Picasso, una réplica de Amarillo-Rojo-Azul de Kandinsky, el rostro del Dr. Guillermo Manuel Ungo tallado en madera, una pizarra de corcho, y dos ventanas con persianas color naranja.

6. ¿Cómo estás vestida en este momento?
Pantalón de lino crudo beige, centro blanco y blusa blanca de botones sin abotonar, sandalias negras y algunas pitas en el cuello y muñecas.

7. Algo que los bloggers no sepan de ti.
Me gustan las pijamas, caminar descalza en mi casa, el té de menta sin azúcar y leer sola en un rincón con el mínimo de luz posible.

8. ¿Cómo son tus manos?
Grandes y tengo uñas acrílicas. Lucen fuertes, pero en realidad no lo son.

9. ¿Qué ves desde tu ventana?
La calle que pasa frente a mi oficina, un Kinder, más adelante una Pizza Hut y un edificio de apartamentos en construcción.

10. ¿Qué imagen podría definirte?
Creo que esta:



Dejo la libertad de seguir la cadenita a quien lo desee.

lunes, 19 de noviembre de 2007

En República Dominicana

La semana pasada tuve la oportunidad de tomarme unas pequeñas vacaciones y visitar República Dominicana. Lo que más más más me llamó la atención fue un retrato de Cristóbal Colón en la casa de Diego Colón (su hijo) que ahora es un museo muy lindo. La casa es enorme con un color incierto entre el beige y el amarillo. Este retrato me llamó la atención porque hasta donde retrocede mi memoria recuerdo el rostro de Colón en los billetes de colón, en los libros de texto de la escuela, en qué se yo revista. Entonces cuando veo este retrato que tiene no se cuantos años, sentí como si estuviera viendo en persona a alguien a quien solo había visto por fotos y nadie tuvo que presentarme porque reconocí de inmediato. Aquí una foto del retrato:

Bonito el país. Tiene mucho que ofrecer en historia, arte y recursos. Visité la primer catedral contruída "de este lado" y no impresiona la parte exterior tanto como la interior. El primer día fue de caminar en la parte colonial, el segundo día de compras y el tercer día de playa.
Lamento que solo hayan sido tres días completos los que pude estar ahí. Me hospedé en un hotel a solo una cuadra del malecón. Bellísima la playa. Bellísima la gente.
Algunas imágenes más para compartir...

Esta es la catedral vista desde un museo de joyas (Ámbar y Larimar). El que señala es Cristóbal Colón...


Al fondo la casa de Diego Colón.


Y esta es una vista desde una de las ventanas del museo.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Echenique y su mundo para Julius


Bueno, otro día más que anochezco en mi oficina. Estos han sido días intensos de trabajo. He tenido la suerte de no tener ninguna crisis de salud y de tener muy buena música de fondo. Desde jazz hasta reguetón. Espero tener mi recompensa pronto en términos de tiempo libre para leer y descansar. Por cierto, el último libro que leí de Alfredo Bryce Echenique está 'recomendadísimo' para aludir a los superlativos que con mucho abuso aparecen en su obra. Se llama simplemente "Cuentos" y el último cuento es imperdible: "Magdalena Peruana".
Conocí la obra de Echenique por "Un mundo para Julius", la cual es su primera novela por la que ganó el Premio Nacional de Literatura en Perú, curiosamente el año de mi nacimiento (1974).
Este libro narra la vida de un niño llamado Julius entre sus cinco y once años. Entre la crítica de la aristocracia peruana y sus extremos en el comportamiento, se describe el desarrollo de la conciencia de este niño en medio de la sociedad burguesa y su vida dentro de una mansión en la que siempre hay ausencias. Su protección más grande en primer lugar es su enorme imaginación y en segundo lugar el cuido cercano y tierno de los empleados domésticos, quienes en términos afectivos son como su familia. Julius en general es un niño muy solitario por no tener hermanos de su edad y porque su familia siempre está jugando al golf o en algún bar de algún club.
Cuando compré este libro hace seis años, lo elegí porque en la librería casi no habían libros en español y los demás, o ya los había leído o no me llamaron la atención. Fue en Los Ángeles, y en ese momento no sabía quién era Echenique ni que el libro que llevaba en mis manos era su obra más recomendada. Por cierto, habían rumores de que iban a filmar una película basada en este libro ¿alguien tiene alguna noticia de esto?

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Piscuchas y vientos de octubre?


Estos días de vientos, frío y cielos limpios me traen muchísimos recuerdos lindos de mi infancia. Por ejemplo que ya estaba de vacaciones y podía levantarme más tarde, desayunar despacio, andar en pijamas hasta muy tarde, jugar con mis hermanas y vecinas más tiempo, usar los patines, la bicicleta y otras cosas. Sin embargo, lo que más me agrada recordar son los días en que mi papá nos hacía piscuchas para ir al "Cafetalón" de Santa Tecla.
Ahora es muy emocionante recordarlo sin camisa, en la mesa del comedor, con una regla que medía exactamente un metro, varios periódicos apilados a un lado, goma, tijeras e hilo. Lo más importante de todo esto, es que las piscuchas no eran muy elaboradas. Las hacía de papel periódico y nunca nos dimos cuenta de eso. Simplemente disfrutábamos muchísimo del paseo, de las risas y sobretodo de la energía y alegría que siempre ha caracterizado a mi papá. Por cierto, llevaba varias de repuesto por si las rompíamos o se las llevaba el viento. Casi siempre la mía era la misma de él porque yo estaba muy pequeña y al final yo terminaba teniendo la más alta. Ventajas que solo los hijos menores saboreamos. Cuando ya estaban listas, nos decía el famoso: "pasen" y salíamos corriendo al auto.
Como me dijo mi hermana hace un par de días: Varios periódicos, dos dólares. Hilo, tres dólares. Goma, dos dólares. Tijeras, cuatro dólares. Ver a tu papá una mañana entera hacer muchas piscuchas: eso no tiene precio. Para todo lo demás existe Mastercard...

jueves, 1 de noviembre de 2007

Halloween, día de muertos y navidad



Día raro. Se me han mezclado las festividades. A pesar que muy pocas ocasiones he visitado un cementerio el día de muertos, he estado pensando en que es mañana y que buena parte de la gente andará en el rollo de comprar flores, limpiar y pintar tumbas y todo eso. He pasado por centros comerciales que todavía no se deciden si quitar los adornos de Halloween o poner el árbol de navidad, y noté que algunos establecimientos ni siquiera se acordaron del día de las brujas.
También me llegó un correo para convencerme que Halloween es una fiesta diabólica y está raro que solamente dos días después se les haga un festejo también 'pagano' pero aceptado por todo el mundo, a los muertos...
Me desagrada sentir que me imponen la navidad desde octubre.
Me desagrada que todo tenga un fin tan comercial.