lunes, 19 de noviembre de 2007

En República Dominicana

La semana pasada tuve la oportunidad de tomarme unas pequeñas vacaciones y visitar República Dominicana. Lo que más más más me llamó la atención fue un retrato de Cristóbal Colón en la casa de Diego Colón (su hijo) que ahora es un museo muy lindo. La casa es enorme con un color incierto entre el beige y el amarillo. Este retrato me llamó la atención porque hasta donde retrocede mi memoria recuerdo el rostro de Colón en los billetes de colón, en los libros de texto de la escuela, en qué se yo revista. Entonces cuando veo este retrato que tiene no se cuantos años, sentí como si estuviera viendo en persona a alguien a quien solo había visto por fotos y nadie tuvo que presentarme porque reconocí de inmediato. Aquí una foto del retrato:

Bonito el país. Tiene mucho que ofrecer en historia, arte y recursos. Visité la primer catedral contruída "de este lado" y no impresiona la parte exterior tanto como la interior. El primer día fue de caminar en la parte colonial, el segundo día de compras y el tercer día de playa.
Lamento que solo hayan sido tres días completos los que pude estar ahí. Me hospedé en un hotel a solo una cuadra del malecón. Bellísima la playa. Bellísima la gente.
Algunas imágenes más para compartir...

Esta es la catedral vista desde un museo de joyas (Ámbar y Larimar). El que señala es Cristóbal Colón...


Al fondo la casa de Diego Colón.


Y esta es una vista desde una de las ventanas del museo.

3 comentarios:

BLACKMAN dijo...

el comentario no viene al caso con el post, tiene que ver con lo que esta a un lado.
dejame adivinar... ¿te gustan los gatos?
hay un por de fotos ahi que estan bien chivas...

Sandra dijo...

Loida te fuiste a Dominicana y yo sin darme cuenta!!!!! o sea no es q tengas que rendirme cuentas ni mucho menos, pero hace tiempo que me pidieron algo por allá y no he podido enviarlo, me hubiera gustado abusar de tu confianza y que me hicieras el favor, pero bueno, lo importante es que la pasaste bien.

Saludos.

Loida Pineda dijo...

Sandra, que mala cosa que no pudimos hacer arreglos para llevar tu encargo... gracias de todas formas por tu comentario. Un abrazo.