miércoles, 24 de septiembre de 2008

De trabajo y otros males

Las últimas dos semanas han estado intensas de trabajo. Ayer tuvimos la presentación del libro que anuncié en mi post anterior y fue un rotundo éxito. Esperábamos a 50 personas, pero las confirmaciones nos indicaron que llegarían más de 100, así que tomamos las previsiones del caso y, no se como, pero logramos ubicar en el salón a 161 asistentes.
Por supuesto que siempre en la discusión se desvía un poco el tema y la gente quiere hablar de cuanto problema tiene este paisíto que no por pequeño es menos complicado como cualquiera.
Fue interesante ver personas de mayor edad mezclarse con estudiantes universitarios, que además, y viene al caso decirlo, pertenecían tanto a la UCA como a la UES, haciendo a la concurrencia bastante miscelánea.


*****************

Llevo dos días viajando desde Lourdes hacia San Salvador y es espantoso como está el tráfico. No es mentira que paso casi dos horas conduciendo en un océano de carros que pareciera no moverse nunca!!!! Para alguien a quien le toma solo 8 minutos llegar hasta la oficina es para volverme loca!!!! Pero así es el amor de tía que ama como madre... (que abnegada me puse...jeje)

*****************

El jueves pasado me empezó una mi gripe algo extraña que medio me curé con 4 pastillitas que me dieron en la farmacia y quizás por los nervios o por el exceso de trabajo, se me calmó ayer. Increíble, todo el día pasé muy bien y ahora que ya medio me relajé, amanecí con la garganta cerrada y algo ronca... quizás voy a recaer y dicen que es peor.

Necesito miel y limón. (Y un tequila que nunca está de más...)

3 comentarios:

gerardo dijo...

bueno ... tengo una botellita que no es de miel precisamente que desde hace varias lunas me está coqueteando; y como la salud es lo mas importante en esta vida, podríamos hacer el esfuercito ... no le parece?

Loida Pineda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Loida Pineda dijo...

Sí me parece. Estoy de acuerdo con que la salud es lo primero, así es que se tienen que hacer esos sacrificios... necesariamente.