lunes, 25 de enero de 2010

2009... un año de grandes pérdidas y grandes ganancias

Me dormí en darle la bienvenida al año 2010. Todavía no me repongo del injurioso año pasado que me dejó en saldo rojo, la piel ajada, el cuerpo a medias y un mal sabor en toda la boca.
He estado haciendo un recuento de todas las cosas que me pasaron y sin lugar a dudas ha sido el año de las grandes pérdidas. Estoy segura que este año tiene que ser mejor porque está bieeeen difícil superar al año pasado.
Pero como no tengo ganas de seguirme quejando, ni de seguirle dando vueltas a todas las tonteras que ya se quedaron atrás, mejor voy a reactivar este blog que ha sido víctima del abandono en que he tenido casi todas mis cosas...

Además, no todo ha sido negativo. También fue un año de ganancias grandes, frescas, bonitas. Hay cosas muy rescatables y en esas me voy a enfocar.

Para empezar, ya me aburrió esta plantilla del blog!!! ya voy a ir buscando una nueva... mientras la encuentro, pongo esta imagen del amanecer en el estero de Jaltepeque... como un símbolo del año que comienza, con esperanza, con silencio, y sobre todo con mucha paz.

7 comentarios:

ALX AND1N0 dijo...

Lamento que en tu balance del año pasado se reflejen grandes pérdidas. 2009 tampoco fue precisamente un buen año para mi...pero al menos aquí estamos para contarlo :)

Ojalá que 2010 te permita reponer el saldo, la piel y el cuerpo; que el único sabor amargo que percibas sea el de una buena cerveza, y que el apacible y esperanzador paisaje del amanecer en Jaltepeque reemplace las borrascas de un mal año. Feliz 2010...

Loida Pineda dijo...

Si gracias!!! yo también espero que este año sea mejor para ti en todo sentido!!! Abrazos... =)

Luis Hernández dijo...

Creo que el 2009 fue un mal año para todos....

Bienvenido 2010, si el tiempo es una rueda que gira, espero no estar cuando pase de nuevo por el 2009

Luis Hernández dijo...

Creo que el 2009 fue un mal año para todos....

Bienvenido 2010, si el tiempo es una rueda que gira, espero no estar cuando pase de nuevo por el 2009

Loida Pineda dijo...

Yo paso también... =(

Henry Andino dijo...

Hay cosas que no alcanzamos a entender cuando se presentan, sino hasta mucho después, vistas en contexto.

Ese 2009 se cerraron demasiadas puertas, dejándonos fuera con una desoladora sensación de frío y marginación. Pero al cierre de mil puertas se entreabrió una. Del interior se escapaban, entre otras cosas, alguna letra, algún maullido, alguna canción de Peggy Lee y un agradable olor a café que se mezclaba con otros tantos reconfortantes aromas de infancia. Así huelen los sentimientos nacientes que aun no saben que cosa son ni en que habrán de convertirse.

Me asome una, dos, tres veces. Era muy agradable acercarse, pero el miedo a otro portazo suele ser paralizante. Debieron pasar más de 2 años antes de que me atreviera a empujar la puerta y me decidiera a entrar. Que bien que lo hice.

Accedí a la felicidad en 2011, pero nunca olvidaré que la puerta se abrió en 2009, en medio de aquella oscuridad infinita. Nunca más volveré a referirme con tanta severidad al año que me cambió la vida ;)

Loida Pineda dijo...

Te entiendo muy bien... el miedo muchas veces nos impide ver más allá o dar pasitos.

Gracias por haberte decidido a entrar y por traer luz, frescura y felicidad.

También estoy siendo menos severa con 2009... ;)

Te amo.