martes, 14 de julio de 2009

Oficina en llamas

Ayer pasó algo digno de documentarse cerca de mi oficina. Los de CAESS estaban haciendo alguna reparación justo en la esquinita de la Pizza Hut, cuando de pronto escuchamos algo así como una explosión y luego otra y cuando me acerqué a la ventana ví que uno de los cables tenía fuego!!!!!
Bueno inmediatamente se dispararon los fusibles o como se llamen y las baterías de las compus empezaron a pitar. El administrador nos dijo que apagaramos todo y salimos a enterarnos de que se trataba el asunto.
Resulta que no se porqué algo explotó, pero le cayó un cable encima a un camioncito y empezó a salir fuego y estuvo entretenido.
Saqué mi cámara y tomé las siguientes imágenes.











Obvio que ya nadie quiso después encender su máquina y la tarde pasó en silencio, sin llamadas telefónicas ni los ruidos propios de las máquinas eléctricas.

Hubo paz a pesar de ese inconveniente.

Al mediodía olvidé mi celular en mi casa y con lo de la explosión me sentí por primera vez en muchos años absolutamente incomunicada. Se siente raro no poder comunicarse con la facilidad de un celu o de la línea directa en tu mesa. Raro pero liberador. El próximo viaje de reclusión que haga voy a intentar apagar mi celu el mayor tiempo posible.

2 comentarios:

Ricardo dijo...

Eso me hizo recordar los tiempos (aquellos tiempos) de las "ofensivas finales". Uno nada más ahí, solito, incomunicado a la luz de un par de candelas escuchando a los helocópteros zumbar encima de sus cabezas.
A pesar de la incomunicación, se respiraba un aire de cercanía y comunión entre las personas con las que se estaba. No sé si te pasó algo parecido, nada más estoy imaginando y recordando.

Loida Pineda dijo...

Claro que me pasó... =(